Medicina Natural Integral


Centro de Terapias Biológicas y Naturales



C/Valencia 619, 4º 2ª , Barcelona ,

Tel: 934690010/685212810



Obesidad y sobrepeso

CUANDO LAS DIETAS NO FUNCIONAN

¿Por qué engordamos?
Hay varios factores que predisponen al sobrepeso y a la obesidad, y que a parte de una mala alimentación basada en un exceso de azúcares y carbohidratos refinados y grasas saturadas, hacen que algunas personas engorden y otras no. La obesidad es una enfermedad multifactorial y para curarla cada caso debe ser estudiado detenidamente para obtener resultados definitivos. Seguir una dieta no será nunca suficiente, la persona recuperará su peso, o peor aun, ganará más kilos aún, cuando deje el régimen.

Existen en el mercado miles de dietas, muchas de ellas confeccionadas para sacarle dinero a la persona vendiendo productos que no valen nada, otras, dietas relámpago, que destrozan la salud, además de causar el temido “efecto rebote”.

Hacer una dieta debería implicar siempre hacer un tratamiento específico para la causa del sobrepeso.

Existen múltiples razones por las que un cuerpo puede tender a engordarse. La predisposición genética afecta a un 30% de los casos. En el resto de los casos puede deberse a diferentes causas. Vamos a enumerar las más frecuentes:

• Algunas personas padecen intolerancia a algunos alimentos que causan inflamación intestinal. La inflamación del intestino produce retención de líquidos (hasta 5 litros), mala circulación abdominal con deposición de grasa alrededor del abdomen

• Un hígado graso puede impedir que bajemos de peso, puesto que es el encargado de metabolizar las grasas.

• También la causa puede ser ansiedad, o una depresión que la persona encubre comiendo en exceso y entre horas. La masticación insuficiente de la comida, debida a un mal hábito o a estrés o nerviosismo, provoca putrefacción del alimento ingerido y distensión del estómago, mala absorción de los nutrientes con una consecuente desnutrición vitamínica, así como gases, hinchazón abdominal, malas digestiones, y la ausencia de sensación de saciedad al comer, por lo que siempre se comerá en exceso.

• El sobrepeso puede deberse también a una insuficiente producción de encimas, causando digestiones lentas y pesadas.

• Un metabolismo basal bajo, como en el hipotiroidismo clinico o subclinico( el que los médicos no diagnostican) o un mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales con pérdida de masa muscular, pueden ser la causa de que se engorde aun comiendo muy poquito.

• Además de todos estos factores están las alteraciones hormonales o el estreñimiento, que provocan un tipo de obesidad genoide, sobretodo en la mujer, con grasa localizada por debajo de la cintura, y celulitis o cartucheras que empeoran cuando la persona sufre una mala circulación venosa.

• La obesidad abdominal esta relacionada con la diabetes o prediabetes o estados de hipoglucemia, en los que la grasa se acumula alrededor del abdomen.

• Una causa de sobrepeso puede ser la adicción al azúcar y a los hidratos de carbono refinados, en algunos casos llamado bulimia

• La obesidad o sobrepeso se puede deber a malos hábitos alimenticios, normalmente inculcados por nuestros educadores o progenitores.

Como ya se ha dicho, la obesidad es multifactorial y una persona con sobrepeso puede tener una o varias causas. Todas estas causas tienen tratamiento con la medicina natural, y si además ponemos una dieta especifica para cada persona, conseguiremos que se cure y además se adelgace, recuperando su salud y a la vez su figura.

Autora Katia Dolle

Depresión y Ansiedad

DEPRESIÓN ¿PSICOANÁLISIS, PASTILLAS O MEDICINA ORTOMOLECULAR?

El cerebro es un órgano complicadísimo. La ciencia actual sabe que cada enfermedad es diferente, que unas veces su origen puede ser una experiencia dolorosas, mientras que otras un gen defectuoso. La dificultad estriba en acertar con el tratamiento adecuado para cada enfermo.

Una depresión para…

El psicoanálisis moderno: La forma de abordar la depresión será hurgar en el interior del paciente hasta descubrir que originó el trastorno.
Recomendado para: algunos casos de depresiones comunes o trastornos obsesivos compulsivos.
Los fármacos: Cuando un paciente esta deprimido los niveles de serotonina están alterados, y con los fármacos se restauran los niveles de neurotransmisores, sin que importe el hecho que provoco el cambio en la bioquímica cerebral.
Recomendado para: la esquizofrenia, trastornos de personalidad o depresión maníaca. Estas son enfermedades que requieren medicación. La causa de estos trastornos a veces se debe a un problema genético que ocasiona cierto déficit de neurotransmisores.
Medicina orthomolecular: Corrige el déficit de neurotransmisores a través de la nutrición de moléculas indispensables para su síntesis, que son aminoácidos y vitaminas precursoras de la serotonina.
Recomendado para: Depresiones o ansiedad debidas a factores externos, tales como: separación, desempleo, muerte de un ser querido, estrés laboral, cambio de domicilio, etc y depresiones o estados ansiosos endégenos(se desconoce la causa).Indicado también cuando otras terapias o medicaciones no dan resultados.


La depresión, descrita por Hipócrates como ”intensa tristeza originada por el efecto de la bilis negra sobre el cerebro” es la consecuencia del sufrimiento emocional, psíquico o físico, que cuando perdura algún tiempo o es muy intenso, provoca un desgaste desmesurado en la bioquímica cerebral, bajando los niveles de ciertos nutrientes y encimas necesarios para la correcta función del cerebro. Este déficit de aminoácidos esenciales, si no se corrige, provoca lo que llamamos depresión, una patología que sufre un 14% de la población mundial.

Los síntomas de la depresión son falta de interés por las cosas, tristeza, cansancio, inquietud, mala concentración, alteraciones en el apetito, dificultad para conciliar el sueño, etc. que incapacitan al individuo para actuar de forma normal y sana en su vida diaria.

Las personas afectadas por esta patología se caracterizan por una baja autoestima, el rechazo a sí mismos, y la mala interpretación de los acontecimientos concretos e irrelevantes del día a día, tomándolos como fracaso, privación o rechazo personal, exagerando las situaciones y haciendo pronósticos negativos sobre el mundo y el futuro.

De entre los nutrientes que en estado de sufrimiento y estrés mayormente se consumen en el cerebro se encuentra el triptófano, un aminoácido esencial.

El triptófano es el precursor de la serotonina, melatonina y de las triptaminas. La serotonina es uno de los neurotransmisores más importantes de nuestro sistema nervioso. El sistema nervioso central esta regulado casi completamente por aminoácidos y peptidos, y esta indolamina en concreto es un neurotransmisor central que juega un importante papel en el humor, ansiedad, sueño, dolor, conducta alimentaria y sexual y en el control hormonal hipotalámico. Influye sobre casi todas las funciones cerebrales inhibiendo en forma directa o por estimulación del neurotransmisor GABA.

El triptófano es hidroxilado por medio de una oxigenasa y tetrahidrobiopterina en el carbono 5. De esta reacción resulta el 5-hidroxitriptófano que precede a la formación de serotonina, que es el que se usa normalmente en la terapia antidepresiva, por ser más efectivo en menores cantidades que el triptófano.

Varios estudios han demostrado que la concentración de serotonina en el cerebro es directamente proporcional a la concentración del triptófano en el plasma y el cerebro. La ingesta dietética de triptófano influye directamente en la cantidad de serotonina en el plasma, el cerebro y los niveles en todo el cuerpo. En 1980 fue demostrado, realizando un control del neurotransmisor cerebral directamente de la concentración del aminoácido en la dieta.

El tripófano es el aminoácido esencial menos abundante en los alimentos y compite con la fenilalanina y la tirosina para pasar la barrera hematoencefálica. Existe una gran competición entre moléculas y un aminoácido puede suprimir el efecto de los otros.

Los alimentos que mayormente contienen triptófano son la carne, los quesos y los huevos. También contienen nutrientes importantes para combatir la depresión los aguacates, ajos, frutos oleaginosos, cereales integrales, levadura de cerveza, lecitina de soja, germen de trigo, plátanos y verdura de hoja verde. La mayoría de las proteínas dietéticas son deficitarias en triptófano.

El triptófano regula los niveles de serotonina en pocos dias, no es tóxico, no produce efectos secundarios, ni crea adicción. Por eso, los complementos de triptófano son de gran ayuda terapéutica en todos los casos de depresión o ansiedad.

Algunos de los nutrientes mas importantes son:

  • Vit B6,piridoxina es cofactor de las transaminasas que metabolizan los aminoácidos esencial para la síntesis de neurotransmisores
  • Gaba:El mas importante neurotransmisor inhibitorio del cerebro,con efectos relajantes e inductor del sueño
  • 5-hidroxi-triptófano: Se convierte eficazmente en serotonina en el cerebro y es capaz de regular en pocos días los niveles de serotonina.
  • Tirosina: precursor de la dopamina y de la noradrenalina
Estos nutrientes no tienen contraindicaciones, pues son elementos que están presentes de forma natural en la bioquímica celular del cuerpo. El triptófano no se debe utilizar si se están tomando fármacos antidepresivos o tranquilizantes. La medicación prescrita por el médico no se debe interrumpir de golpe. Consulte antes a su terapeuta. No se automedique.

Autora: Katia Dolle

Hepatitis crónica y su tratamiento alternativo

Puede suceder que cuando el médico nos diagnostica una enfermedad hepática sea demasiado tarde, pues en la mayoría de los casos puede haber inflamación y lesión del hígado durante años sin que las analíticas salgan demasiado alteradas, y no se le de la importancia que merece.

Cuando la vida se nos va y el médico nos dice que no tenemos nada…o sugiere que visitemos al psicólogo. Cuando la muerte de nuestras capacidades nos convierte en un vago recuerdo de lo que alguna vez fuimos. Cuando hacemos ver que, según nos han dicho, no tenemos nada grave o que todo esta en nuestra mente, y seguimos adelante con nuestras vidas sin saber bien porque. Cuando no encontramos a nadie dispuesto a hacer, no un master en medicina, sino un master en nuestro caso en concreto…

A diario pasan por mi consulta, personas desahuciadas, otras sin calidad de vida debido a su falta de salud, otras a las que se les ha diagnosticado enfermedades con ligereza y recetado fármacos que no curan, otros muchos casos a los que se les ha vendido la idea de que lo suyo no tiene cura, que es degenerativo. Resulta difícil en estos casos, a veces imposible, no resentirse como terapeuta con el “sistema”, ver presas a las personas de tanta mentira, de tanta información basura que acaba por convencer a la gente de que nada tiene cura. Resulta muy duro ver pasar por la consulta tantas vidas rotas, de verse inmerso en una lucha sin fin contra titanes, contra el “sistema”.

Una de estas luchas es hacer entender a los pacientes que los análisis de sangre suelen salir bien, aunque estemos incubando una enfermedad o esta esté ya desarrollándose. Es lo que pasa en muchos casos de hepatitis crónicas o inflamaciones del hígado, donde como mucho se ven ligeramente alteradas en los análisis de sangre las transaminasas, a veces ni eso. El paciente se siente enfermo, pero como el hígado no duele (el hígado nunca duele), y las analíticas son correctas, no relaciona su malestar, su perdida de peso y demás síntomas con aquella hepatitis que tuvo hace tiempo y que cree quedo superada.

Existen tratamientos muy efectivos capaces de bajar la inflamación del hígado y ayudarlo a regenerar sus células. Tratado a tiempo no tiene porque degenerar con los años en una cirrosis, e incluso un hígado fibrosado( con cicatrices) puede ser funcional y permitirnos tener una buena calidad de vida si nos cuidamos.

15% de las hepatitis B se cronifican y pueden desarrollar una cirrosis

30-70% de las hepatitis C se cronifican y pueden desarrollar una cirrosis







¿Tengo hepatitis crónica (aunque los análisis salgan “bien”)?

Síntomas que puedo tener si mi hígado esta inflamado:

• dolor abdominal

• astenia( cansancio)

• adinamia (falta de energía)

• pérdida de peso injustificada

• arañas vasculares (pequeñas venitas en la piel en el tronco y abdomen)

• circulación colateral superficial ( las venas del abdomen se pueden observar bajo la piel )

• palma de la mano enrojecida

• ascitis (acumulación de liquido en el vientre como si estuviera inflado)

• inapetencia

• nauseas

• fiebre

En algunos casos puede haber:

• acné

• amenorrea(interrupción de la menstruación)

• artritis

• dermatitis

• colitis (inflamación del colon)

• nefritis inespecífica(inflamación de los riñones)

• tromboflebitis

• anemia hemolítica

• Color oscuro de la orina

• Color amarillento de la piel y del blanco del ojo

• Dolores musculares

• Dolores de cabeza

• Digestiones pesadas

• Manchas cutáneas



Todos estos síntomas son indicativos de que algo va mal, y los diferentes sistemas alternativos de diagnóstico, como por ejemplo la iridología nos permiten evaluar si hay o no inflamación hepática. De esta forma podremos poner el tratamiento adecuado para desinflamar y regenerar el hepatocito ( célula hepática)

Autora: Katia Dolle

Lo que no se dice de la celiaquía. El niño celíaco

Introducción



La enfermedad celíaca es una intolerancia a las proteínas del gluten que contienen el trigo, la cebada y el centeno, a la cual hasta el momento no se le ha encontrado cura. El intestino delgado de los afectados se inflama, produciéndose una atrofia de la mucosa intestinal con consecuencias que afectan a todo el organismo y que en cada persona se manifiestan de manera diferente. Esta enfermedad afecta a muchas más personas de las que están diagnosticadas, puesto que resulta a veces complicado diagnosticarla.



Los errores que se cometen



Son muchos los errores que se cometen con estos enfermos y en ocasiones los padres y familiares cometen el primer gran error: no advertir la enfermedad. La celiaquía es generalmente mas evidente en los niños, donde los síntomas como heces blandas o diarreicas, el cansancio, falta de energía y vitalidad, el parón en el crecimiento y el retaso en la dentición deberían alertar a los padres. El mismo cansancio y la inflamación del intestino, produce alteraciones de la conducta, como irritabilidad, mala concentración, depresión y ansiedad que en ocasiones son muy evidentes, sin embargo hay veces que incluso mostrando el niño todos los síntomas al mismo tiempo, estos pasan desapercibidos o no se les da la importancia que se merecen, pensando erróneamente que “el niño es así”.



Complicaciones en el diagnóstico



El diagnóstico es complicado en las ocasiones en los que los anticuerpos que se piden en sangre dan negativos (anti-gliadina, anti-transglutaminasa tisular, anti-endomisio), puesto que se han de volver a repetir para ver si los IgG son positivos. Hemos encontrado casos en los que los anticuerpos IgA e IgG son negativos, con la IgA sérica total dentro de los rangos normales, y con un cuadro sintomático claro de una celiaquía, que responden a la dieta estricta sin gluten con éxito. Esta dificultad a la hora de diagnosticar, puede demorar el diagnóstico más de 6 meses, entre la primera visita al pediatra y finalmente la visita con el especialista y la obtención de los resultados de la biopsia. Todo este tiempo, que no es poco, el niño afectado y sus padres tendrán que convivir con la desnutrición del niño debido a su cuadro de malabsorción intestinal, sabiendo que todo lo que come, no solo le hace enfermar, sino que además no lo aprovecha.



Lo que no se sabe o no se dice



Cuando un intestino se inflama (sea cual fuera la causa), se vuelve permeable. Esto significa que se vuelve poroso y filtra sustancias tóxicas que no deberían entrar en sangre. La carga tóxica que entra en el cuerpo es mayor, y deberá ser eliminada por el hígado, obligando a este a trabajar más, sobrecargándolo. Además de sustancias tóxicas atraviesan la mucosa intestinal moléculas llamadas neuropéptidos, que son proteínas que el sistema nervioso interpreta como neuropéptido y que son los causantes de las alteraciones de la conducta. Se estima que a los tres meses de seguir la dieta estricta los síntomas mejoran y que a los dos años los cilios intestinales se han regenerado totalmente (esto si uno consigue llevar a cabo la a veces imposible misión de hacer la dieta estricta y no tomar trazas de gluten ni alimentos contaminados).Esto sucede dejando al cuerpo por si mismo la ardua tarea de regenerar un tejido atrofiado, sin embargo el tratamiento alternativo que hacemos en consulta acelera este proceso de regeneración, sin necesidad de tener que esperar tanto, sino acortando el tiempo a 4-6 meses. El tratamiento de mantenimiento resulta luego muy importante, pues como es bien sabido, los niños celíacos no alcanzan una estatura demasiado alta, debida al leve, pero continuo freno en el crecimiento, aún haciendo la dieta, debido a inflamaciones subclínicas del intestino causado por contaminación cruzada de gluten incluso debido al gluten contenido en aquellos alimentos que garantizan estar exentos. Esto se puede evitar, ayudando al intestino a recuperarse antes y a no inflamarse tanto ayudándose con el tratamiento de naturopatía. Resulta muy interesante en estos casos, en los que el intestino presenta un grado de inflamación y permeabilidad, hacer tests de intolerancias alimentárias, para valorar si se tienen alergias de tipo IgG con ciertos alimentos, que causan inflamaciones crónicas del intestino.



Las deficiencias vitamínicas



En la celiaquía hay una malabsorción de vitaminas liposolubles y ácidos grasos, imprescindibles para el desarrollo sano del niño. Las vitaminas A, E y K y los aceites esenciales no se absorben correctamente produciendo carencias. Podemos observar los efectos secundarios de estas carencias en los niños. La falta de vitamina A, por ejemplo, produce ceguera nocturna podremos observar que el niño no ve bien en la oscuridad, lo cual le puede causar miedo e inseguridad a permanecer solo en sitios oscuros. La deficiencia de vitamina K a veces en los niños se manifiesta con epistaxis (sangrados) frecuentes por la nariz o una fácil formación de hematomas. La deficiencia de omega 3, 6 y 9 favorecerá la tendencia inflamatoria, ya no solo del intestino, sino en general de todos los tejidos, debilitando también el sistema inmunitario, lo cual repercutirá en la salud del enfermo a la larga, especialmente en la adolescencia y en la adultez.

En el enfermo celíaco habrá sin lugar a dudas una pobre flora bacteriana intestinal, que ha de ser repoblada periódicamente para subir las defensas y la resistencia del organismo a infecciones y al estrés y para tratar la inflamación del vientre debido a la formación de gases. La suplementación con el bacilus GG aumenta la secreción de IgA, según las investigaciones (1), tratamiento muy interesante para aquellos niños que presenten una disminución selectiva de IgA y por tanto un sistema inmunitario inmaduro y deficiente. El bifidobacterium longum en experimentación con ratones también se ha mostrado muy efectiva



Aumento de la secreción de IgG tras suplementación con prebióticos específicos de RAUTAVA Samuli (1) ; ARVILOMMI Heikki (2) ; ISOLAURI Erika (1) Department of Pediatrics, University of Turku, 20520 Turku, FINLANDE



Autora: Katia Dolle

Hipotiroidismo subclinico, un trastorno no diagnosticado

¿TIENES TENDENCIA A ENGORDAR, TE SIENTES HINCHADA Y CANSADA?



Todas las reacciones energéticas del cuerpo dependen de la presencia de las hormonas tiroideas. La tiroides es realmente la glándula gobernadora, la pituitaria es como un lector cerebral hormonal. Las hormonas segregadas por la tiroides, permiten que el DNA sea leído, y las mitocondrias produzcan energía para cada célula. Una disfunción de la tiroides puede dar como resultado la perdida total de energía.

Hay una lista interminable de síntomas que produce el desajuste hormonal de la tiroides, desde fatiga, dolores errantes, sobrepeso, depresión, sensación de frío, sensación de nudo en la garganta, pelo, ojos y piel seca, presión sanguínea baja, colesterol elevado, síndrome premenstrual, infertilidad, síndrome menopausico, libido baja, estreñimiento, etc

Mediante una simple analítica de sangre podemos valorar si se padece de hipotiroidismo subclínico, en las que ya manifestamos síntomas, como por ejemplo tendencia a engordar. Los médicos no lo contemplan hasta que no entramos en fase de hipotiroidismo clínico. Pero si la enfermedad es tratada en su fase inicial y se realiza el tratamiento adecuado a tiempo para invertir este proceso antes de que sea tarde, podemos librarnos de tener que tomar hormonas sintéticas con todas sus consecuencias, seguramente de por vida, para regular la tiroides.

CONSIDERACIONES CLINICAS

Hay una serie de consideraciones o hechos conocidos y demostrados que justifican la detección del Hipotiroidismo Subclínico



1.- El Hipotiroidismo Subclínico es relativamente común, sobre todo en las mujeres a partir de los 40 años. Aproximadamente un 8 % de este grupo de población.



2.- En personas con una concentración de TSH superior a 2.0 uU/ml el riesgo de que se presente un Hipotiroidismo Clínico o severo es sensiblemente más alto que en las personas con un nivel de TSH por debajo de esta cifra.



3.- La presencia de una tasa elevada de Anticuerpos Antitiroideos Antimicrosomiales (Anti-Tiroperoxidasa o anti-TPO) puede considerarse igualmente como un aviso de que con el tiempo puede producirse una Insuficiencia Funcional Tiroidea.



4.- Cuando se asocian los dos factores, TSH > 2.0 y Anticuerpos Anti-TPO elevados puede afirmarse casi con certeza que la situación va a evolucionar hacia un Hipotiroidismo Clínico



¡TU PODRÍAS ESTAR PADECIENDO HIPOTIROIDISMO SUBCLINICO!

La información que hay respecto a afectaciones de la tiroides y sus tratamientos es del todo superficial. La tiroides empieza a desequilibrarse poco a poco, puede estar desajustada por varios años y aunque hagamos un análisis si los valores de TSH salen dentro del rango establecido no se da medicación, en algunos casos se propone un control cada 6 meses para ver si los valores aumentan. De ahí nació la idea de escribir el articulo sobre hipotiroidismo subclínico, aunque lo mismo vale para el hipertiroidismo, la enfermedad no surge repentinamente de la nada.





TRATAMIENTO ALTERNATIVO



Para corregir esta alteración primero se valora qué vitaminas, minerales o aminoácidos hacen falta para corregir ese estado. Además de eso hay que estudiar el resto de glándulas(suprarrenales, páncreas, ovarios), incluida la hipófisis y el tejido de la tiroides y el estado de los neurotransmisores. Cada persona es diferente y tratar sistemáticamente solo la tiroides no deja de ser algo incompleto pues en el cuerpo todo interactúa. También es importante hacer el test de intolerancias alimenticias que pueden complicar el cuadro.

Normalmente, debido a que la glándula se inflama se suele recomendar el omega 3, el aceite de pescado. El estado de inflamación de la tiroides se puede valorar en el iris, incluso en hipotiroidismo subclínico, que ya advierte de una tendencia a desajustes inmunitarios. Además el omega 3 es un excelente inmunomodulador y se usa en tratamientos de choque para enfermedades autoinmunitarias, que sería el caso de Tiroiditis de Hashimoto, o el Graves Basedow. (omega 3 de calidad, claro...todo sea dicho).La gran mayoría de problemas de tiroides son o acaban siendo autoinmunitarias. Y por supuesto un potente tratamiento inmunomodulador.



Otra de las cosas que tampoco se dice es que en el caso de hipotiroidismo, aun tomando la levotiroxina de por vida, tendremos problemas para adelgazar y otras complicaciones. En el hipertiroidismo la cosa esta casi peor, porque el tratamiento convencional nos llevara a un hipotiroidismo forzoso, es decir engordaremos y seguiremos teniendo exoftalmos, etc.



Todas aquellas personas que hayan sido diagnosticadas de hipotiroidismo subclínico o hipotiroidismo clínico, son libres de escoger la terapia que van a seguir, pero deben saber que SI existen tratamientos alternativos eficaces, y que de igual forma que hemos desarrollado poco a poco esa enfermedad, podemos invertirlo y desandar el camino hasta la remisión total. Pero eso si, con tratamientos serios, no solo tomando algas o hinchándonos a fucus, recordemos que el problema no es el iodo, por lo menos no aquí en España, el problema es el sistema inmunitario.

A veces el hipotiroidismo se solapa con la fibromialgia y desajustes en las suprarrenales, enfermedades que también cursan con astenia y cansancio físico. En caso de padecer estas alteraciones hormonales se debe hacer un tratamiento primero para la tiroides y cuando los valores hormonales estén reestablecidos se debe hacer el tratamiento de las glándulas suprarrenales y de la fibromialgia, siempre en este orden, porque la tiroides gobierna las demás glándulas.

La tiroides es una glándula que genera energía, pero para ello debe de tener los aminoácidos y vitaminas necesarias para crear la hormona. En el proceso de fabricación de la hormona tiroxina son imprescindibles ciertos nutrientes como el selenio, el yodo o el aminoácido tirosina, que en muchas personas están por debajo de los niveles óptimos, e impiden que el cuerpo produzca las hormonas necesarias. Los ácidos grasos omega 3 también son imprescindibles para impedir procesos de inflamación de la glándula.

Estas necesidades nutricionales especificas de la tiroides nos permiten confeccionar dietas para el hipotiroidismo con alimentos ricos en nutrientes tiroestimulantes, eliminando aquellos alimentos que no resultan beneficiosos, pues bloquean o suprimen la fabricación de dicha hormona. El tratamiento ortomoleular para la tiroides es capaz de corregir el metabolismo y aumentar de forma natural la producción de tiroxina en pocos meses. A partir de ahí se retiran las vitaminas y la glándula seguirá funcionando sola.

¡ASEGURATE DE QUE NO TIENES HIPOTIROIDISMO SUBCLÍNICO,

MAS VALE PREVENIR QUE CURAR!

Autora: Katia Dolle
Vistia nuestra web oficial

Adicción al azucar y a los hidratos de carbono refinados

Bulimia, obesidad, ansiedad, depresión, hipoglucemia, prediabetes, candidiasis, todos ellos son consecuencia de la adicción al azúcar, es decir a la sacarosa refinada. Su adquisición es legal y se encuentra en el 99% de los alimentos. Así como otras drogas crean marginación social a quienes las consumen, el azúcar no, mas bien los anuncios, las gigantes corporaciones alimenticias y las situaciones sociales nos empujan a consumirlo..

El veneno blanco, cuya composición química es C12H22O11, tiene un poder adictivo similar a la heroína y una formula química parecida a la cocaína (C17h21NO4, al azúcar le falta el átomo de nitrógeno).

EL CICLO VICIOSO:
Cuando una persona consume carbohidratos se estimula la secreción de insulina lo cual promueve la captura por parte de los músculos de la mayoría de los aminoácidos, excepto del triptofano. Es así que los niveles en sangre del triptofano se ven incambiados con la ingesta de carbohidratos pero no en su proporción. El porcentaje del triptofano sobre el total de aminoácidos disponibles en sangre, aumenta en proporción directa a la ingesta de CSR. Dado que el triptofano compite con otros aminoácidos en su pasaje por la barrera al cerebro, la secreción de serotonina se ve sobreestimulada por la cuantiosa presencia de su precursor (Wurtman y Wurtman, 1989: 73 y sigs.)

Entonces, una vez que se produce el consumo, las hendiduras sinápticas se ven repletas de estos neurotransmisores y la persona comienza a sentirse mejor (el efecto de euforia, aunque de menores magnitudes si lo comparamos con otras sustancias psicoactivas), tal como sucede en el caso del consumo de cocaína y otras drogas de abuso. En virtud de esta sobreexistencia de neurotransmisores se produce una autorregulación por la que se envía la señal para dejar de producirlos. Así se genera una cadena en que se rompe con el natural equilibrio de la producción y sea constante la necesidad de carbohidratos para llegar al nivel anterior (Vélez de León, 2003). Esta autorregulación puede ser explicada según Bernstein (1998) aplicando los principios de la “Teoría homeostática de la adicción bioquímica”. Según ella, el cerebro intentara compensar la prolongada presencia de ciertos neurotransmisores mediante la disminución de sus efectos o asumiéndolos como constantes en la actividad cerebral. De este modo, en el caso de la adicción a los carbohidratos el cerebro intenta compensar esta artificial presencia de neurotransmisores disminuyendo su producción normal o disminuyendo la sensibilidad de los receptores post-sinápticos. Es así que se desarrolla la “tolerancia”, donde cada vez se necesita mas cantidad de CRS para sentir el mismo efecto.

Cuando se consume azúcar, la glucosa es absorbida por la sangre, y nos sentimos animados. Es un estímulo veloz. Sin embargo, a este impulso energético le sigue una depresión, cuando el fondo se desprende del nivel de glucosa sanguínea. Estamos inquietos, cansados; necesitamos hacer un esfuerzo para movernos o incluso pensar. Podemos estar irritables, hechos un manojo de nervios, alterados hasta que se eleve de nuevo el nivel de glucosa. La gravedad de la crisis doble depende de la sobredosis de glucosa.

Si continuamos tomando azúcar, una nueva crisis doble empieza siempre antes de terminarse la anterior. Las crisis acumulativas al final del día pueden ser enloquecedoras.

Tras varios años, el resultado final son glándulas adrenales y páncreas enfermos. El organismo de una persona puede resistir los efectos perjudiciales del azúcar durante 20 años, a partir de los cuales aparece la diabetes. Mientras tanto

la producción de hormonas es baja en todo el circuito endocrino. El cerebro puede encontrarse en dificultades para distinguir lo real de lo irreal, el individuo se vuelve precipitado y ante situaciones estresantes, se desmorona y pierde la capacidad de enfrentar cualquier contingencia. El individuo esta siempre cansado y no logra hacer nada. Sufre de “sugar blues” (o depresiones del azúcar)… El grado de dependencia de azúcar varía según el individuo tenga un organismo mas o menos tendente a las adicciones. Esto se puede valorar en la capacidad del individuo o no de “desengancharse” de este u otro hábitos tóxicos.



EL SISTEMA INMUNOLÓGICO Y EL AZÚCAR

Estudios recientes vinculan al azúcar con problemas en el sistema inmunológico, tal como lo denuncia la doctora Nancy Appleton en Lick the sugar habit:

Una de las substancias aparentemente inofensivas y sin embargo una de las que mayores problemas crea al atacar nuestro sistema inmunológico es el azúcar. Los macrófagos quedan atorados en el azúcar y se imposibilita su acción. La misión de los macrófagos consiste en destruir, bloquear y activar la inmunidad cuando detectan la presencia de una toxina, un virus o una bacteria… Cada vez que ingerimos azúcar, aunque sea tan poco como dos cucharadas, las proporciones de minerales entran en desequilibrio. Este desequilibrio a su vez, en personas ya enfermas, puede durar horas y a veces ya no se recuperan. Cuando los minerales del cuerpo están en desequilibrio día tras día, año tras año, posiblemente por generaciones, la habilidad del cuerpo para volver a su homeostasis está agotada. El cuerpo ya no puede volver a su armonía o balance… Resulta pues increíble que las autoridades del Departamento de Salud Pública de diferentes Naciones sigan manteniendo al público en la total ignorancia. Lo más que se ha conseguido es obligar a indicar en la etiqueta de los productos industriales si contienen azúcar, cosa que aparece prácticamente en el 90% de los mismos ya que ¡incluso los productos salados son conservados en azúcar! (1)

POTENCIAL DE DEPENDENCIA
Hoebel explica que el azúcar desencadena la producción de opioides naturales en el cerebro, parte clave en el proceso de adicción. Retomando las palabras de Hoebel:

“El cerebro se vuelva adicto sus propios opioides de las misma forma que lo hace a la morfina o a la heroína. Aunque estas drogas poseen un efecto mayor el proceso es esencialmente el mismo” (citado por DiarioMedico.com, 2002, en red).



Así pues el potencial de dependencia es considerablemente alto. La dependencia es de tipo psicológico y físico. Su síndrome de abstinencia se experimenta hasta después de varias semanas de haber descontinuado totalmente el uso de azúcar y alimentos que lo contengan. Sus síntomas incluyen depresión, fatiga, nerviosismo, ansiedad por comer alimentos dulces, falta de concentración, alergias e hipertensión. En grado extremo la dependencia al azúcar se presenta como hipoglucemia, en cuyo caso una privación de alimentos dulces puede conducir a ataques fatales.

El azúcar ES UNA DROGA, quizá no altere tu conciencia de una manera obvia e inmediata como el alcohol o las pastillas, pero produce cambios en el estado físico, emocional, mental y espiritual del usuario. Y como cualquier otra adicción, es devastadora en esos cuatro niveles.

Está en la naturaleza del todos los adictos negar que tienen una adicción. Y también lo está apuntar hacia otros adictos y decir "Mi problema no es tan serio como ese". Especialmente los adictos al azúcar sufren de esta forma de negación. El azúcar se ha convertido en el mayor contaminante de nuestras comidas

Campbell después de años de estudios, en 1966 concluyó que el azúcar refinado, crea adicción y estableció tres reglas respecto los efectos de su consumo en seres humanos:

1) Regla de los 20 años. Un individuo puede resistir los efectos perjudiciales del azúcar refinado durante 20 años; a partir de ese momento aparece la diabetes.

2) Regla de las 70 libras (31.5 kilos). Una población puede consumir hasta 70 libras de azúcar por persona y año antes de que afloren enfermedades graves.

3) Regla del 20 %. En poblaciones con presencia de diabetes, el consumo de sacarosa será superior al 20 % del consumo total de calorías.


¿Siente usted la necesidad de comer pan, pasta, pasteles, galletas, chocolate, patatas fritas?

ADICCIÓN AL CHOCOLATE:
Para el caso de la adicción al chocolate (uno de los CSR más adictivos), Virtue (1990) describe el mismo proceso:

a) sensación de ansiedad o angustia producida por un frustración que inicia el consumo, por ejemplo, del chocolate;

b) un “pico” de excitación, donde la persona puede alejar de su conciencia por un instante ese problema, comienza a sentirse mejor, (asimilable en el esquema de Radó a la eliminación de la DD. ;

c) una caída de tipo ansiosa o depresiva lo que favorece la reiniciación del ciclo adictivo.

Cabe aquí aclarar que los efectos de los azucares son de corta duración y la escala del efecto eufórico es evidentemente menor a la de otras sustancias como, por ejemplo, la cocaína.

ADICCION A LA COCACOLA:

Los refrescos de cola contienen una sustancia ‘potencialmente adictiva’, la cafeína y contiene también gas carbónico que, según la AMEDEC, es un ingrediente que provoca “adicción psicológica”.Por si fuera poco, los azúcares que contiene el refresco, causan adicción al azucar y paulatinamente van disolviendo el esmalte de los dientes debilitándolos y produciendo caries. Y no solo eso, los azúcares que no logra digerir el organismo, se transforman en grasa, dando como posible consecuencia sobrepeso e incluso problemas de obesidad.

Y para aquellos que creen que este problema se resuelve tomándose una “coca light”, les tenemos otra noticia: hay estudios que señalan que el consumo de sustitutos de azúcar, o azúcar sintética en grandes cantidades, provoca daños cerebrales, pérdida de memoria y confusión mental (según la AMEDEC). La sustancia que provoca estas afecciones se llama aspartamo y sostienen que podría contribuir al desarrollo del Alzheimer. Además, señalaron que los componentes químicos del "aspartamo" tienen otras consecuencias graves por un consumo excesivo, como daños a la retina y al sistema nervioso.



BULIMIA
La bulimia tiene como características centrales los atracones y el desarrollo consecuente de conductas compensatorias para contrarrestar el aumento de peso. ¿Pero, cual es el tipo principal de alimentos ingeridos durantes estos atracones?

El DSM IV dice lo siguiente:

“A pesar de que el tipo de comida que se consume en los atracones puede ser variada, generalmente se trata de dulces y alimentos de alto contenido calórico (como helados o pasteles). Sin embargo, los atracones se caracterizan más por una cantidad anormal de comida ingerida que por un ansia de comer un alimento determinado, como los hidratos de carbono. Los individuos con bulimia nerviosa ingieren más calorías en un atracón que los individuos sin bulimia nerviosa en una comida, pero la proporción de calorías derivadas de proteínas, ácidos grasos e hidratos de carbono es similar. (:559)”

Sobre este punto es inevitable la analogía entre las personas obesas a las que se le suprimen los carbohidratos durante un régimen dietético a quienes les vienen deseos incontrolables de consumir cosas “ricas” (dulces) y terminan por abandonarse en el consumo desesperado de carbohidratos y los atracones en la bulimia. En ambos casos, se da una búsqueda desesperada por consumir el alimento seguido de una “culpa”, en el primer caso por haber abandonado el proyecto de adelgazamiento y en el segundo por el miedo que representa el engordar.



OBESIDAD
Según investigaciones realizadas en EEUU, el 75 % de la población obesa es adicta a los carbohidratos lo cual nos da un parámetro aproximado de su influencia como determinante de la obesidad.

Por otra parte, la influencia de la adicción a los carbohidratos en el mantenimiento o no de una dieta o de recomendaciones alimenticias en general es notoria para los especialistas ya que de cortarse abruptamente el azúcar y los CSR la persona siempre tiene un punto de quiebre y abandona todo tratamiento.

El azúcar contiene:

Calcio 0mg;
Fósforo 0mg;
Hierro 0 mg ;
Potasio 0.85mg :
Sodio 0.28 .mg
Tiamina 0mg;
Riboflavina 0mg;
Niacina 0mg

Para la digestión y asimilación del azúcar el cuerpo gasta sus propias reservas de vitaminas, es decir que el azúcar más que un alimentar, desnutre!


COMO TRATAR LA ADICCIÓN AL AZÚCAR
El primer paso es entender y reconocer que su cuerpo es adicto al azúcar y/o los hidratos de carbono refinados. El paciente tiene que entender que no tiene la culpa, que no es un problema de falta de voluntad o “portarse mal”, sino que su conducta se debe a una adicción a una sustancia. Sin la comprensión real del problema no se podrá efectuar un tratamiento con éxito.

Evidentemente, como con cualquier droga, ha de suspenderse completamente el consumo. Esto creará el “mono” o la fase de desenganche. Cuando existe hipoglucemia reactiva, deberá de ponerse un tratamiento ortomolecular para la hipoglucemia, y de esta forma reestablecer la glucemia en sangre. Si existe además una adicción a la harina de trigo refinada (el cereal mas adictivo de todos y el de mayor consumo), esta deberá ser tratada de la misma forma, con una dieta específica que rompa el circulo vicioso. De esta manera  tratamos con éxito el sobrepeso, la bulimia, los problemas de concentración, las cándidas y todo el cuadro que ha generado LA ADICCIÓN AL AZUCAR. El enfermo una vez curado deberá de seguir unas pautas en su alimentación para no tener recaídas en el futuro.

.

Autora: Katia Dolle